Seguridad Jurídica

Qué te parecio el artículo?

La Seguridad Jurídica es un pilar básico para las personas dentro de un Estado de Derecho y hace referencia al hecho de disponer de un sistema legislativo, jurídico y político que ofrezca a los ciudadanos una seguridad en lo referente a los derechos que les corresponden y las obligaciones que deben cumplir, así como un conocimiento de las acciones que les están permitidas y las que no.

La Seguridad Jurídica es un derecho fundamental de las personas dentro de un sistema político en democracia, mediante el cual el Estado garantiza a los ciudadanos una legislación justa y equitativa, y el acceso de los ciudadanos a conocer dicha legislación. También se enmarca dentro de la Seguridad Jurídica que el Estado garantice un marco legislativo y jurídico que garantice a los ciudadanos que sus bienes y derechos no serán violentados y que en caso de serlo, están establecidas las vías a seguir para la aplicación de las medidas necesarias para el adecuado resarcimiento del daño sufrido.

También el término Seguridad Jurídica lleva implícito el concepto de que los ciudadanos deben tener la “certeza” de cuál es el marco legal que les aplica, y que este marco legal debe tener una estabilidad en el tiempo, es decir, que el ciudadano también debe poder prever de cara a futuro los derechos que le corresponden, así como las posibles consecuencias que pueden tener sus actos caso de ir en contra el sistema legal establecido.

Se trata de proporcionar a la población una convivencia en la que los individuos sientan confianza en el orden jurídico establecido y que sea razonablemente previsible su devenir de futuro. En otras palabras, la Seguridad Jurídica les da a las personas la certeza del derecho vigente en cada momento, de que la legislación sólo podrá ser modificada siguiendo unos conductos legales establecidos, y de que las nuevas leyes sólo serán de aplicación tras su aprobación y publicación para el conocimiento de todos.

La Seguridad Jurídica es un derecho básico de las personas, que les permite vivir sin miedo y disfrutar de una confianza en la vida en comunidad en base al conocimiento de las reglas del juego aplicables.

De forma resumida, podemos decir que la seguridad jurídica es la «certeza del derecho» que tiene el individuo de que su situación jurídica no será modificada más que por procedimientos regulares y conductos legales establecidos, previa y debidamente publicados.

Para que se pueda dar una situación de Seguridad Jurídica es necesario que los ciudadanos tengan acceso al conocimiento de la legislación vigente y que ésta ofrezca una estabilidad razonable. Por este motivo, el Estado debe garantizar la publicación y máxima difusión de la legislación vigente, así como promover sólo aquellos cambios legislativos que sean razonablemente previsibles.

Otra de las condiciones básicas para que se dé la Seguridad Jurídica es el hecho de que las leyes no pueden tener carácter retroactivo. Esto es lo que en el campo del derecho se conoce como irretroactividad. Este es un principio fundamental para disfrutar de Seguridad Jurídica dado que el ciudadano no podría tener la certeza sobre sus derechos y lo que le está o no está permitido hacer en un momento dado si ello dependiera de leyes que aún no han sido publicadas, es decir, leyes con entrada en vigor posterior al momento de los hechos.

Otro de los principios esenciales de la Seguridad Jurídica es que las acciones no permitidas, es decir, los delitos o faltas, deben estar claramente tipificados y definidos en la legislación. Igualmente, deben estar especificadas las penas que aplican para cada tipo de delito o falta. Todo ello con el objeto de que los ciudadanos puedan conocer de forma concreta (no abstracta) cuáles son las acciones que no les están permitidas, y cuáles las penas que les pueden corresponder si las llevan a cabo.

Además, otro aspecto que resulta fundamental para que haya Seguridad Jurídica es lo que en Derecho se conoce como la cosa juzgada. Este término hace referencia al hecho de que una vez que se ha juzgado a un individuo por un determinado delito o falta, y que se tiene una sentencia firme para dicho delito o falta, ese individuo no podrá ser juzgado de nuevo por ese mismo delito o falta. Este principio de la Seguridad Jurídica es el que da a las personas la tranquilidad de saber que la sociedad les juzgará sólo una vez para un delito determinado. Si no fuera de este modo, las personas vivirían en una incerteza continua.

Finalmente, pero no por ello menos importante, es también un principio esencial de la Seguridad Jurídica la prescripción de los delitos o faltas. Este fundamento es el que otorga a las personas la seguridad de que pasado un cierto tiempo, se consolidan ciertos derechos o la pérdida de los mismos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.