Evita accidentes controlando los puntos ciegos

Qué te parecio el artículo?

Un punto ciego es aquel sector de la vía que el conductor no alcanza a divisar por inexistencia o mala disposición de los espejos retrovisores.

Es así que los puntos ciegos son un gran factor de causa de accidentes y por eso los deberías escrutar antes de realizar ciertas maniobras. Además de los puntos ciegos tradicionales, existen otros espacios de escasa o nula visibilidad que también son causa de accidentes.

Es así que se han desarrollado sistemas de detección de autos en los puntos ciegos, como ser el sistema BLIS de Volvo. De todas maneras, si tu auto es menos sofisticado, a continuación te recomendamos algunos consejos sencillos que te pueden ayudar a evitar accidentes.

Espacio ciego inferior

El área superficial ubicada entre las ruedas de un vehículo y que se extiende hasta los límites de la visual vertical periférica del conductor, constituye una zona en la que se producen varios casos de accidentes, casi siempre al iniciarse el movimiento del vehículo.

Te recomendamos echar un vistazo por debajo del auto antes de mover el coche.

Los niños tienden a buscar escondrijos inusitados, así como vagabundos e incluso mascotas. Si conservas este hábito, lo más seguro es que descubras muchas neumáticos pinchados –aspecto colateral positivo de la medida- antes que un gato acurrucado detrás de una llanta, pero jamás tendrás que lamentar un accidente relacionado con este espacio ciego olvidado.

Espacio ciego trasero

Inmediatamente detrás de cualquier vehículo, por debajo del cristal y hasta que la visual de los retrovisores alcance, se extiende un cono ciego muy peligroso cuando se conecta la marcha atrás.

Es conveniente echar un vistazo por detrás del coche, sobre todo al salir de un parque o al ir hacia atrás, por las mismas razones que en el caso anterior.

Puntos ciegos laterales

Para evitar los puntos ciegos laterales se cuenta con tres espejos retrovisores: uno interior y dos externos. Sólo la correcta disposición de dichos espejos permitirá resolver el problema.

Tómate unos segundos antes de mover el coche y comprueba la posición de los espejos.

El retrovisor interior abarque todo el cristal trasero del coche desde la posición normal. Los externos deberán distanciarse justo hasta que desaparezcan los laterales de su auto, abarcando la mayor profundidad posible de las sendas adjuntas.

Para evitar los puntos y espacios ciegos, existen en el mercado accesorios visuales y sonoros – espejos convexos, alarmas, leds, retrovisores especiales, cámaras traseras- que resultan casi siempre muy útiles siempre que complementen a los medios de seguridad ya instalados en tu vehículo. Todo lo que contribuya a reducir o eliminar los puntos ciegos, se convertirá en tranquilidad para el conductor.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.