Piensas comprar un vehículo todocamino/SUV?

Piensas comprar un vehículo todocamino/SUV?
5 (100%) 1 voto

Los vehículos todocaminos, o también denominados SUV (Sport Utility Vehicle) se tratan de una combinación del automóvil todoterreno (crossover), el deportivo y el turismo.

El famoso Wagoner de la Jeep, que circuló desde los años sesenta, abrió camino al no menos popular Cherokee y este impulsó el boom de los noventa.

Dadas sus características de diseño, los todocaminos pesan y consumen menos que los todoterrenos, pudiendo realizar ciertas prestaciones de manera similar. Evidentemente, resulta un coche caro pero atractivo para algunos, tanto por la sensación de seguridad que brinda como por ser más espacioso que el resto de los autos, sin llegar a desentonar del todo por su tamaño… aún cuando algunos garajes y calles no les sean suficientes. Son los puntos fuertes que proclaman los vendedores de todocaminos, que por demás han tenido éxito hacerlos símbolo de alto estatus social.

Sin embargo, esas propias características son utilizadas por sus detractores. Los todocaminos, teniendo un centro de gravedad superior, están más sujetos a volcaduras que el resto de los coches, sobre todo en maniobras extremas. Según las estadísticas, los riesgos son mayores hasta en un 130 por ciento, dependiendo del modelo. En todos los casos, la mayor altura que ocupa el conductor dificulta la percepción de hoyos o elevaciones en el pavimento, otra causa probable de vuelcos y atascos.

El peligro que entrañan los todocaminos hacia terceros también se aduce. Su mayor tamaño promedio dificulta la visibilidad de otros en semáforos e intersecciones, así como la propia durante ciertas maniobras. De noche, la altura de los faros molesta notablemente a conductores que se cruzan o están delante de los todocaminos. Como si fuera poco, la publicidad de muchos de estos autos incita al exceso de velocidad y a conductas irresponsables, así como los nombres de sus modelos – Commander, Explorer, Blazer, Freelander…

Se ha constatado mediante diversas encuestas que, con relación al resto de los coches, sus conductores suelen ir más de prisa, frenar más encimados al auto delantero y llevar el volante con una sola mano con mayor frecuencia, en una falsa creencia de seguridad a toda prueba. Como resultado, los todocaminos tienen mayor tasa de accidentalidad que los turismos.

Los defensores del ambiente también los recriminan, alegando que sus torpes diseños, duras llantas y motores innecesariamente potenciados han elevado últimamente la tasa de consumo de combustibles asociada al transporte privado en el primer mundo, con sus conocidas consecuencias sobre la atmósfera.

En definitiva, aquí te planteamos ciertos puntos importantes a la hora de elegir y comprar un todocamino. Esperamos que te sea de ayuda!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.