Consecuencias del pago retrasado del seguro

Consecuencias del pago retrasado del seguro
5 (100%) 2 votos

Las consecuencias adversas que podría tener la morosidad en el pago de una póliza podrían ser más graves y asombrosas de lo que parece.

Si tu pago no se atrasa demasiado y tienes un récord ejemplar, quizá con mucha suerte todo quede en un recordatorio más o menos severo. Pero cuidado, las cosas se podrían complicar si son otras las circunstancias!

Pudiera darse el caso de que, habiendo realizado el pago luego de vencido el límite establecido por la póliza, quedes sin cobertura aún poseyendo un recibo de pago de la aseguradora. Ajeno a esta fatídica verdad, estarías circulando sin cobertura alguna tan feliz como siempre. La situación podría prolongarse sin consecuencias hasta la ocurrencia de un accidente. Entonces, al contactarte con tu aseguradora para informar del suceso, te dirán que ya no formas parte de la clientela. Podrás argumentar que es un error porque de hecho enviaste el último pago; pero te dirán que éste llegó demasiado tarde y que pronto te recibirás tu dinero de vuelta. Este es un escenario doloroso y que desafortunadamente se repite con frecuencia, sobre todo si hay falta de comunicación entre el cliente y su agente de seguros.

En este caso, deberás cubrir los daños propios y ajenos que hayas ocasionado, además de recibir la reprimenda de la Ley por conducir sin seguro, aún cuando no seas culpable del accidente. En España, podrás incluso ir a la cárcel por un par de años.

Para colmo de males, cuando regreses a tu aseguradora para adquirir una nueva póliza podrás llevarte la sorpresa de que ya no te quieren como cliente, o de que se acabaron los plazos: tendrás que cubrir el término de un tirón o irte a otra compañía, que increíblemente podría exigirte las mismas condiciones onerosas. Al parecer, tu incidente de morosidad se ha regado como pólvora entre las aseguradoras, que siempre consultan el historial de sus clientes antes de establecer las condiciones de las pólizas.

Por todo esto, debes recordar siempre pagar a tiempo tu seguro. Si no pudieras hacerlo por imperativos económicos –no sería extraño en plena crisis- llama de inmediato a tu agente para plantearle el caso y puedes hasta renegociar el tipo de seguro si fuera necesario. Si llegaras a quedar sin cobertura, debes ser tú el primero en saberlo. Y por favor, si esto sucediera, toma el metro o un taxi, pero nunca conduzcas sin cobertura.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.