Seguro de coche a todo riesgo

Qué te parecio el artículo?

El seguro a todo riesgo no es más que la suma de las coberturas incluidas en los seguros a terceros, seguros a terceros ampliado más daños propios. Esto implica que tu propio automóvil estará cubierto en el caso de tener un accidente.

Un seguro a todo riesgo es considerado como tal cuando el seguro a terceros incluye la cobertura de daños propios.
Estos daños pueden ser ralladuras, rotura del retrovisor, choque contra otro coche, entre otros. Para que la compañía aseguradora se haga responsable, deben de cumplirse las siguientes condiciones:

  • debe haber daño en el propio coche
  • no tiene que haber un tercero que asuma la culpa
  • los daños no deben poder ser imputados a otra cobertura

Hay aseguradoras que se responsabilizan ante daños atmosféricos como una tormenta de granizo, pero hay que prestar atención a las condiciones de la póliza ya que hay muchas que no lo cubren. Algunos seguros de coche también ofrecen cobertura por daños en el equipaje por un importe cierto importe máximo.
En caso de destrucción total del coche, algunas aseguradoras indemnizan por valor a nuevo los automóviles que tengan menos de dos años. Usualmente, las aseguradoras cubren el valor venal si el auto supera los dos años. En todo caso, es conveniente leer las condiciones particulares de la póliza, ya que hay compañías que pagan el valor venal del coche desde el día uno.

Por otra parte, ten en cuenta que la mayoría de las empresas aseguradoras no contemplan los daños producidos por circular en una vía no apta, como la playa o caminos de campo, al ser consideradas vías no legales de circulación.
A la hora de reflexionar acerca de la conveniencia de adquirir esta cobertura, deberás considerar la antigüedad y el valor del auto.
Generalmente no se recomienda contratar daños propios si tu coche cuesta menos de 2.000 euros . En cambio si tu vehículo tiene un valor de 50.000 euros, ciertamente será muy conveniente pagar un poco más y asegurarse que tu coche será sustituido o reparado en caso de accidente.

Si contrato un seguro a todo riesgo, ¿tengo todos los riesgos asegurados?

La realidad es que el seguro a todo riesgo es una combinación de coberturas: las básicas más algunas otras que tú puedes elegir o bien lo puede hacer la compañía de seguros. Muchas aseguradoras agregan coberturas como retirada del carné de conducir, vehículo de sustitución, defensa en multas, préstamo de reparación, grandes daños, entre otras.
Deberás verificar las condiciones particulares de tu póliza, ya que varían con cada compañía de seguro. O sea que para ver que es lo que cubre tu seguro, debes examinar la póliza y leer, como siempre recomendamos, la letra pequeña.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.