Seguro Construcción Todo Riesgo

Seguro Construcción Todo Riesgo
Qué te parecio el artículo?

La construcción de cualquier obra de envergadura es una actividad que se caracteriza por un alto riesgo de sufrir daños debido tanto al tipo de trabajos que se realizan, como a la acción de desastres naturales y causas de fuerza mayor. Dado que el valor económico de las obras de construcción suele ser muy elevado, resulta crucial disponer de un buen seguro que cubra el máximo de eventualidades posibles. Aquí es donde los seguros construcción a todo riesgo adquieren su mayor relevancia.

El seguro Todo Riesgo

Básicamente, el seguro construcción a todo riesgo se caracteriza por la amplitud de las causas de siniestro que cubre, especialmente porque, al contrario que en otros tipos de seguros,  suele incluir los desastres naturales y causas de fuerza mayor.

El seguro construcción a todo riesgo tiene muy buena aceptación en el sector de la construcción y hoy en día casi todas las compañías de seguros del ramo lo ofrecen a sus clientes. En general, esta modalidad de seguro está pensada para cubrir cualquier daño que se origine como consecuencia de una causa imprevisible o accidental como pueden ser incendio, explosión, caída de rayo, robo, terremotos, inundaciones, huracanes, crecidas de ríos, lluvia, granizo, etc.. Pero también puede incluir los daños que se produzcan debidos a error de diseño o ejecución de la obra y/o uso de materiales defectuosos. Algunas aseguradoras ofrecen en su seguro todo riesgo cobertura incluso si la causa del siniestro es por negligencia o actos malintencionados. Finalmente, para ofrecer una mayor confianza y garantía a los asegurados, hay determinadas compañías aseguradoras que ofrecen cobertura para cualquier causa, salvo las expresamente excluidas en el contrato.

Por otro lado, en función de cada aseguradora, el seguro construcción a todo riesgo puede ser de aplicación para todas las coberturas del seguro o sólo para parte de ellas. Por tanto, bajo el mismo nombre de “seguro construcción a todo riesgo” los diferentes seguros tienen diferente grado de cobertura y de causas cubiertas por lo que es muy conviene leer detenidamente las cláusulas del contrato e identificar en cada caso que cobertura nos está ofreciendo el seguro a todo riesgo.

Tipos de cobertura en seguros de construcción

Las coberturas objeto de seguro para construcción pueden ser muy variadas, pero entre las más importantes están la propia obra, el equipamiento y maquinaria, los trabajadores y la responsabilidad civil.

Daños materiales de la propia obra

Esta cobertura cubre los daños que pueda sufrir la propia construcción, generalmente hasta un importe máximo del valor de la edificación.  Esta cobertura casi todas las aseguradoras la tienen disponible en la modalidad seguro todo riesgo, que es la que tiene mejor acogida entre las empresas constructoras.

Daños en maquinaria y equipamiento

Este tipo de cobertura engloba la maquinaria y equipos de construcción tales como grúas, excavadoras, montacargas, andamiaje, etc… Si tenemos en cuenta el elevadísimo coste de este tipo de equipamiento, su aseguramiento es clave y de hecho, es frecuente incorporarlo junto con el seguro para los daños en la propia obra.

Daños personales de los trabajadores

Entre los trabajadores con más riesgo de sufrir accidentes laborales están los del ramo de la construcción. Si para cualquier empresario en general es aconsejable el disponer de un seguro que cubra su responsabilidad frente a los daños sufridos por sus trabajadores, en el caso de la construcción resulta prácticamente imprescindible contar con este seguro para costear las posibles indemnizaciones por frecuentes los accidentes laborales.

Responsabilidad Civil a Terceros

El seguro de responsabilidad civil cubre los daños ocasionados a terceros como resultado de la ejecución de la obra: caída de grúas, desplomes de la edificación, etc… Este tipo de cobertura puede ampliarse a periodos de tiempo posteriores a la finalización de la obra lo que resulta muy adecuado para cubrir la responsabilidad civil del constructor por los siniestros que puedan sobrevenir después de la finalización de la obra. Es lo que se suele llamar seguro de ampliación o mantenimiento.

La responsabilidad civil a terceros puede contratarse para cubrir exclusivamente a la empresa constructora principal u optar por una modalidad en la que también se cubra con carácter de asegurados a todas y cada una de aquellas otras empresas que puedan participar en la construcción. Es lo que se denomina habitualmente cobertura cruzada.

Otras coberturas

Con cierta frecuencia la construcción de una obra sufre retrasos debidos a causas naturales como una climatología que no permite trabajar en la obra, una estimación incorrecta del tiempo de construcción y otros. Por ello puede ser adecuado que dentro del seguro de construcción esté contemplado el cubrir los gastos de las horas extraordinarias o de la contratación del personal extra que sea necesario para acabar la obra en tiempo para cumplir con el plazo de entrega. También puedes encontrar seguros para cubrir situaciones de huelgas, motines,  movilizaciones sociales, y otros. Además hay disponibles seguros para cubrir más de una obra, por ejemplo todas las obras de un determinado constructor durante periodos anuales.

El seguro construcción más completo

Si deseas tener toda la tranquilidad y seguridad que garantice la solvencia económica de tu empresa constructora ante las múltiples situaciones de riesgo que pueden causar daños en tu obra, el seguro construcción a todo riesgo es la mejor opción, especialmente si lo contratas para unas coberturas amplias que incluyan la obra, el equipamiento y la responsabilidad civil.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.