Tipos de embarcaciones

Qué te parecio el artículo?

A lo largo de la historia, el hombre ha navegado a través de los mares con distintas finalidades: ya sea para pescar, para explorar, por razones de comercio, y en los últimos tiempos también como modo de recreo durante el tiempo libre.

Existen diferentes tipos de embarcaciones, ideadas y diseñadas específicamente para desarrollar cada una de estas actividades.

Embarcaciones de pesca

Por ejemplo, existen barcos pesqueros diseñados para la pesca comercial, artesanal y deportiva. Los barcos pesqueros comerciales son por lo general de gran tamaño, superando las 100 toneladas de peso, mientras que las embarcaciones pesqueras artesanales son más pequeñas. Éstas generalmente son fabricadas en fibra de vidrio. Dentro de las embarcaciones de pesca deportiva existen muy variados diseños, ya que por lo general no se utilizan únicamente para la pesca deportiva, sino también con otros fines de recreo.

Buques de carga

Los buques de carga, también llamados buques mercantes o en la actualidad, buques contenedor, están pensados para transportar grandes volúmenes de distintos tipos de mercadería de un puerto a otro. Este tipo de barcos sirven de soporte para una buena parte del comercio internacional, ya que son los encargados de transportar bienes, materiales y mercancías de un país a otro.

Lanchas

Las lanchas son una especie de botes, más grandes que éstos, que pueden ser propulsadas a vela o por motor, y que por lo general los barcos grandes llevan a bordo, para utilizar como embarcaciones de apoyo, para transportar pasajeros, mercaderías o para realizar tareas de comunicación o auxilio.

Embarcaciones de recreo

Las embarcaciones de recreo, abarcan un grupo variado de barcos veleros y yates utilizados simplemente con la finalidad de disfrutar de la navegación en el tiempo libre. Las embarcaciones de este grupo, tienen una eslora de entre 2,5 y 25 metros y no están autorizadas para transportar ningún tipo de mercadería ni para realizar pesca, salvo la pesca deportiva. Estas embarcaciones pueden propulsarse por medio de velas o por medio de un motor, fuera de borda o integrados en el casco de la nave.

Todas las embarcaciones de recreo, según la legislación española, deben tener la matrícula correspondiente, indicando si es una embarcación sólo de recreo o si también se utiliza con fines de lucro. Además, la conducción de este tipo de embarcación debe realizarse por una persona entrenada, que haya aprobado el examen correspondiente.

Además, todas las embarcaciones de recreo, sea cual sea su utilización, su tamaño o su medio de propulsión, deben contar al menos con el seguro obligatorio instaurado por la legislación de España, para poder navegar. Este seguro cubre los daños que la nave pudiera causar, en caso de accidente, a otras personas y otros bienes, es decir, es un seguro de responsabilidad civil, un seguro para terceros. Las motos de agua también están obligadas a tener este tipo de seguro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.