Seguros de protección de pagos

Qué te parecio el artículo?

Cuando una persona solicita un préstamo personal o hipotecario, lo hace siempre pensando en que sus ingresos se mantendrán en un nivel constante durante los siguientes años. Pero la realidad de hoy en día indica que se viven tiempos de inestabilidad, de crisis económica global, y esto podría resultar un inconveniente grave al momento de afrontar los pagos correspondientes al crédito solicitado.

Es por esta razón que el seguro de protección de pagos surgió, en el entorno del año dos mil, como un producto pensado para que los clientes puedan contar con una cobertura que les brinde tranquilidad al momento de contraer un compromiso económico a largo plazo como es un préstamo o una hipoteca.

¿Cómo funciona un seguro de protección de pagos?

El seguro de protección de pagos se encarga de abonar las cuotas del préstamo o hipoteca, por un lapso entre 6 meses a 12 meses consecutivos, o hasta 18 o 24 meses alternados, en el caso de que el titular del préstamo no pudiera afrontar el pago debido a incapacidad temporal por enfermedad o accidente, o en caso de desempleo. De esta manera, la persona que contrata este seguro puede tener la certeza, al momento de concretar el préstamo, de que en caso de que sus ingresos se vean disminuidos por alguna de estas razones, el seguro cubrirá los gastos por el lapso contratado. Es importante señalar que la mayoría de estas pólizas ofrecen cobertura durante cinco años, por lo general los primeros cinco años del plazo de amortización del préstamo.

¿Dónde contratar un seguro de este tipo?

Muchas entidades bancarias han decidido brindar la opción de contratar este tipo de seguros, en el mismo momento que ofrecen el préstamo personal o la hipoteca. Si la persona decide contratar el préstamo y además el seguro que ofrece el banco, por lo general se obtienen beneficios, como descuentos en la tasa de interés.

¿A quiénes les conviene más este seguro?

Este seguro es ideal para trabajadores autónomos. Como el nivel de sus ingresos depende de cuánto trabajen, éste puede disminuir mucho en caso de accidente o enfermedad, y en el caso de que esto sucediera, pueden estar tranquilos de que el seguro cubrirá las cuotas del préstamo. También puede resultar muy útil la contratación de un seguro de protección de pagos para trabajadores con contrato temporal por servicio o por obra, o para funcionarios y trabajadores con contrato indefinido, para estar cubiertos en caso de que sufran un despido improcedente.

Consejos al momento de contratar el seguro

Primeramente, hay que tener claro que no hay obligación de contratar un seguro de protección de pagos, de modo que debes pensar si realmente te convendría contratarlo. Luego, como en todos los seguros, hay que leer la letra pequeña de la póliza con mucha atención, para tener muy en claro cuales son las situaciones cubiertas por la misma.

En el caso de trabajadores autónomos, o empleados con contratos temporales, estos seguros cubren las cuotas del préstamo en caso de incapacidad temporal. En el caso de funcionarios o trabajadores con contrato indefinido, el seguro se haría cargo de las cuotas en caso de desempleo. Además, por lo general este tipo de seguros tienen un límite anual, un monto máximo de cobertura por año de contrato.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.