Nueva legislación sobre seguros de vivienda en Chile

Qué te parecio el artículo?

El gran terremoto que afectó a una amplia zona del territorio chileno en el año 2010 conmovió a la población y a las autoridades en muchos aspectos. En primer lugar, hay que destacar la solidaridad del pueblo chileno y su fortaleza; su capacidad para ayudarse mutuamente y salir adelante tras un suceso con consecuencias tan negativas. También hay aspectos no tan alentadores, como las situaciones de violencia y saqueos que surgieron en distintos puntos del país. Pero más allá de todo esto, a raíz de tantos derrumbes de viviendas como consecuencia del terremoto, saltaron a la vista los defectos del sistema de seguros de viviendas en el país trasandino.

Las hipotecas y los seguros de vivienda

Como sucede en la mayoría de los países, todas las personas que acceden a un préstamo hipotecario en Chile para adquirir su vivienda, están obligados a contratar un seguro contra incendios y desgravamen. Al mismo tiempo, es también muy frecuente la contratación de seguros adicionales, por ejemplo, para terremotos, invalidez o muerte del deudor, etc. En la mayoría de los casos, son las entidades crediticias las que contratan el seguro, a nombre de sus deudores, a través de pólizas colectivas, que agrupan a todos o a la mayoría de sus deudores. De esta manera, las entidades crediticias obtienen un importante poder de negociación con las empresas aseguradoras, obteniendo mejores precios para las primas.

Esto debería redundar en un beneficio para el deudor, sin embargo no es así, ya que el precio de la prima del seguro aumenta mucho por las comisiones pactadas para la entidad crediticia y para el corredor de seguros.

Por otro lado, la entidad crediticia, el corredor de seguros y la empresa aseguradora, muchas veces pertenecen al mismo grupo económico, lo cual hace más difícil obtener la información necesaria para desglosar el precio cargado a los deudores por el seguro de sus viviendas.

Además, en la mayoría de los casos, el seguro cubre sólo el saldo deudor, es decir, cubre sólo el valor del crédito que aún no ha sido pagado, lo cual supone una cobertura suficiente para la entidad crediticia, pero no ofrece cobertura adecuada para el deudor.

Los cambios en la legislación

Ante esta situación, que quedó en evidencia tras el gran terremoto de 2010, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, se propuso como meta crear una nueva ley sobre los seguros asociados a los créditos hipotecarios, con el objetivo de obtener mayor transparencia en la contratación de dichos seguros y también con el fin de que el precio que debe pagar el deudor por la prima del seguro sea el adecuado.

La nueva ley obliga a todas las compañías que ofrecen créditos hipotecarios, a realizar una licitación pública para la contratación de los seguros asociados a los créditos otorgados, debiendo contratar al oferente que presente el mejor precio, ya incluida la comisión del corredor de seguros, si correspondiera.

Esto redundará en mejores condiciones y menores precios para las personas que obtengan un crédito hipotecario en el futuro, y también para los que ya lo tienen, a medida que los créditos se vayan renovando.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.