Sanitaria, reembolso y subsidios

Qué te parecio el artículo?

Podrás encontrar varios tipos de prestaciones, que difieren en determinados aspectos como ser la posibilidad de elegir el equipo médico o el centro de asistencia, la modalidad de indemnización al requerir el servicio cubierto por el seguro, y evidentemente el precio.

Asistencia sanitaria

El seguro de asistencia sanitaria es la modalidad más extendida entre los seguros de salud.  Se trata de una póliza que garantiza la asistencia médica, hospitalización e intervenciones quirúrgicas.

Esta cobertura no te permite elegir libremente, ya que tanto el equipo médico como el centros asistencial donde recibirás el tratamiento están determinados por la aseguradora.

Los detalles de la cobertura figuran en la póliza, la cual deberás leer atentamente antes de firmar el contrato para evitar sorpresas desagradables.

Pólizas de reembolso

Las llamadas pólizas de reembolso constituyen otra modalidad de seguro de salud. En este caso, podrás elegir qué equipo médico se hará cargo del tratamiento, y pagarás de tu bolsillo los gastos generados. Luego, debes presentar la factura de los gastos realizados a la empresa aseguradora, y ésta te reembolsará el dinero.

La ventaja principal de las pólizas de reembolso es que te permite elegir el cuadro médico y centro hospitalario donde recibirás el tratamiento necesario.

Se puede acceder a este tipo de póliza por un precio de alrededor de 600 euros anuales.

Seguros de subsidios

En este caso, cuando te enfermas o sufres un accidente, la empresa aseguradora te abonará un cierto monto de dinero.

Esta es una nueva modalidad de los seguros de salud, que surgió sobre todo para atender una necesidad de los trabajadores autónomos: recuperar de algún modo el dinero que se ha dejado de ganar por estar enfermo.

Este tipo de cobertura tiene un costo anual cercano a los 145 euros.

Otras consideraciones

Antes de contratar cualquier modalidad en seguros de salud, debes asegurarte de tener muy claro qué circunstancias cubre y cuáles no. Por ejemplo, muchos seguros no cubren enfermedades graves como HIV o cáncer. Tampoco están cubiertos en muchos casos, los tratamientos de esterilidad, las cirugías estéticas, o algunos trasplantes.

El precio de la póliza de un seguro de salud varía entre una empresa y otra. Además, cada empresa ha diseñado planes opcionales, con determinadas coberturas, individuales o familiares, de modo que si una persona está interesada en contratar un seguro de salud, lo mejor sería averiguar las opciones ofrecidas por las empresas aseguradoras de su confianza.

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.