Cómo contratar el mejor seguro de taxi

Cómo contratar el mejor seguro de taxi
5 (100%) 1 voto

La importancia de elegir un buen seguro de taxi es vital para tener la tranquilidad de que bajo cualquier circunstancia imprevista en carretera, tanto nuestro vehículo como nosotros o nuestros pasajeros, en caso de accidente, estén cubiertos con asistencia mecánica, sanitaria, jurídica y económica.

Si además tenemos presente que para los taxistas su vehículo es su herramienta de trabajo, queda más patente la necesidad de encontrar un seguro que cubra al cien por cien todas nuestras necesidades en el transcurro del desarrollo de nuestra actividad laboral.

Por ello, a continuación te proponemos una serie de consejos muy útiles que te ayudarán a tomar la decisión cuando tengáis que elegir vuestro seguro para taxi:

Cobertura para nuestro taxi

Debemos elegir un seguro que cubra el máximo de prestaciones para nuestro vehículo y ofrezca además otros servicios de valor añadido como asistencia en carretera o posibilidad de elección de taller. Como en cualquier seguro de coche, el seguro para tu taxi podrá ser a terceros o a todo riesgo. El primero solo cubrirá los daños del vehículo contrario en caso de accidente pero no los tuyos propios, mientras que con el seguro a todo riesgo quedan cubiertos los daños de ambas partes. Algunos seguros a terceros ofrecen una fórmula de franquicia, por la que dependiendo de la cantidad monetaria que quieras que el seguro cubra en tus daños así aumentará tu cuota. Por ejemplo, si elijes una franquicia de 100€ en caso de accidente el seguro cubrirá tus daños hasta esos 100€ y el resto deberá ser asumido por el asegurado. Cuanto mayor sea la franquicia mayor será la cuota del seguro. Además de la parte mecánica es importante poner interés en la cubertura sanitaria y las indemnizaciones económicas en caso de robo, hurto, vandalismo, etc.

Seguro de responsabilidad civil obligatorio

En España para el gremio de los taxistas es obligatorio la contratación de un seguro de responsabilidad civil, por el que los taxistas quedan cubiertos en cuestiones legales relacionadas con los daños y perjuicios ocasionados a terceros durante el desarrollo de su actividad profesional, ya sea por acción, omisión o negligencia. Lo primordial a valorar en este tipo de seguros es la cuantía de cobertura de la defensa jurídica, así como el total de las indemnizaciones a pagar en caso de que un juez dictara sentencia en un juicio en contra del asegurado. Recordemos que las indemnizaciones por negligencia suelen ser bastante elevadas y en caso de no disponer de un seguro que lo cubra totalmente supondría un infortunio económico devastador para el asegurado.

Algunas compañías ofrecen seguros adicionales que pueden ser de gran interés para el taxista.

En la actualidad existen compañías aseguradoras que ofertan, al margen del seguro de coche y del seguro de responsabilidad civil, otra serie de seguros opcionales, pero que pueden ser de gran interés para el taxista. Entre estos seguros opcionales encontramos:

Seguro de accidentes

El taxista quedaría cubierto en caso de accidente por indemnizaciones económicas si del accidente resultara una invalidez total o parcial. Además la familia del asegurado quedaría también cubierta en caso de fallecimiento accidental, aportando el seguro un capital según lo asegurado en la póliza.

Seguro de baja laboral

El taxista se asegura una renta en caso de que por enfermedad o accidente se vea en la imposibilidad de poder desarrollar su actividad profesional. Algunos seguros al margen de la presentación del parte de baja precisan de un reconocimiento médico propio llevado a cabo por su propio profesional sanitario, quienes hacen una segunda evaluación al paciente. También es importante asegurarnos de que el seguro de baja laboral incluye la baja durante el embarazo, ya que las mujeres embarazadas por cuestiones físicas no pueden conducir a partir del séptimo mes.

Seguro de vida

Como en cualquier seguro de vida el objetivo es asegurar un capital para nuestra familia en caso de fallecimiento del asegurado. Dado que los taxistas pasan la totalidad de su jornada laboral en carretera, y, por ende, el riesgo de accidente es mayor, no está demás tener contratado un seguro de vida.

Defensa jurídica, asesoría contable, fiscal y laboral

Unos servicios opcionales muy a tener en cuenta cuando contratemos nuestro seguro, ya que nos pueden ayudar a solventar dudas en cuestiones laborales, fiscales y contables de manos de profesionales en la materia.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.